[CANCER DE VEJIGA]

Para el año 2016, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para este cáncer en los Estados Unidos son:
• Alrededor de 76,960 casos nuevos de cáncer de vejiga, de los cuales 58,950 serán hombres y 18,010 serán mujeres.

[CANCER DE VEJIGA]

Para el año 2016, los cálculos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para este cáncer en los Estados Unidos son:
• Alrededor de 76,960 casos nuevos de cáncer de vejiga, de los cuales 58,950 serán hombres y 18,010 serán mujeres.

¿QUÉ ES?

El cáncer de vejiga es una enfermedad en la que un grupo de células crecen anormalmente y sin control, las cuales se forman en la pared interna de la vejiga y pueden penetrar a través de las diferentes capas de la misma. Es común que en una invasión más profunda se puedan alcanzar otros órganos.

¿QUÉ LO CAUSA?

El cáncer de vejiga es uno de los tumores más comunes y de mayor incidencia en el hombre, generalmente después de los 55 años. El principal factor de riesgo es el tabaquismo, los fumadores tienen más del doble de probabilidades de adquirir cáncer de vejiga que los no fumadores.
Otros factores incluyen a trabajadores que tienen contacto con ciertas substancias (hules, colorantes, pinturas, textiles), dieta alta en carnes fritas y grasa, inflamación crónica de la vejiga, radioterapia a la pelvis, ingesta de aristolochia fanghi (hierba usada en algunas fórmulas para perder peso).

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS?

La manifestación clínica más frecuente es la presencia de sangre en la orina (hematuria). También pueden presentarse molestias y escozor miccional.
Algunas veces, el cáncer de vejiga puede causar cambios al orinar, tales como:

• Orinar con más frecuencia de lo habitual
• Dolor o ardor al orinar
• Sensación de que necesita orinar inmediatamente, incluso cuando la vejiga no está llena
• Tener problemas para orinar o tener un flujo débil de orina

Es probable que estos síntomas sean causados por otras causas como infección del tracto urinario, cálculos en la vejiga, una vejiga hiperactiva o una próstata agrandada (en los hombres).

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Las primeras pruebas diagnósticas deben ser un análisis de orina y una ecografía.
Si esto no es concluyente, se realizan diversos exámenes y estudios de diagnóstico (ultrasonido, tomografía computada, cistoscopia con cysview, marcadores tumorales) que ayudan a determinar el estadio del cáncer, lo cual indica que tan diseminado se encuentra.

Grados del cáncer de vejiga:

Patólogos gradúan el cáncer acorde a las características de las células cancerosas en las muestra de tejido. Hay dos principales grados, bajo grado o bien diferenciado, y alto grado o células mal diferenciadas. Las células de bajo grado pueden variar en tamaño, pero la mayoría parecen relativamente normales. Las células de alto grado, las cuales constituyen la forma más agresiva de cáncer de vejiga, aparecen distorsionadas y varían mucho en tamaño.

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN?

El cáncer de vejiga se estratifica por tipo, estadio y grado. Esta estratificación ayuda a determinar la terapia que será la más apropiada y exitosa. Las opciones varían dependiendo de cada caso; las más comunes son:

Resección transuretral de vejiga
Cistectomía parcial
Cistectomía radical
Radioterapia-Quimioterapia

Blvd. Puerta de Hierro # 5150, Consultorio 402—Torre B Col. Puerta de Hierro, C.P. 45116, Zapopan, Jal. México

contacto@dr–carvajal.com

 

 

Blvd. Puerta de Hierro # 5150, Consultorio 402
Torre B Col. Puerta de Hierro, C.P. 45116
Zapopan, Jal. México
contacto@dr–carvajal.com